fe de erratas

27 jul. 2015

grandes vergüenzas del PRI

Las cinco grandes vergüenzas del PRI



Humberto Moreira, exgobernador de CoahuilaI. Foto: Miguel Dimayuga.
Humberto Moreira, exgobernador de CoahuilaI.
Foto: Miguel Dimayuga.

Por lo menos cinco gobernadores y exgobernadores surgidos de las filas del PRI están siendo investigados en tribunales de Texas. Ya les han decomisado el equivalente a 640 millones de pesos, y contra dos incluso ya se libraron órdenes de aprehensión. Se trata de Tomás Yarrington, Eugenio Hernández, Jorge Torres, Humberto Moreira y Rodrigo Medina. Y no obstante que los sobornos, robos y desfalcos presuntamente fueron perpetrados en México, las autoridades federales de este país apenas han molestado a esos políticos.
 
LAREDO, TEXAS (Proceso).- Cinco gobernadores y exgobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que desplegaron toda su creatividad para crear empresas y cuentas en paraísos fiscales, desviar recursos públicos o recibir sobornos del crimen organizado ahora están viendo esfumarse, en tribunales de Texas, sus esfuerzos por enriquecerse.
Documentos oficiales, testigos de los hechos ilícitos y fuentes de los juzgados describen los procesos judiciales que los fiscales estadunidenses mantienen contra Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, exgobernadores de Tamaulipas; Jorge Torres López y Humberto Moreira Valdez, de Coahuila, y Rodrigo Medina de la Cruz, actual mandatario de Nuevo León.
A Yarrington, Hernández y Torres ya se les requisaron alrededor de 640 millones de pesos, además de mansiones, departamentos de lujo, negocios y aeronaves. A otros dos se les indaga por la adquisición irregular de fraccionamientos en zonas exclusivas y lavado de millones de dólares en bancos de Estados Unidos y paraísos fiscales.
Dos ya tienen órdenes de aprehensión debido a que, según las evidencias, colaboraron con los cárteles del narcotráfico. Se trata de Yarrington y Hernández. De hecho, se ofrece una recompensa a quien proporcione datos que permitan localizar a este último.
Medina, en tanto, está siendo investigado por las enormes compras inmobiliarias y operaciones financieras que realizaron su padre y su hermano. Moreira se encuentra en calidad de indiciado y próximamente será acusado de lavar “millones de dólares del erario” coahuilense que, se consigna, se robó cuando fue gobernador. Al exmandatario interino de ese mismo estado, Jorge Torres, está por vencérsele el plazo para que compruebe le posesión legal de 2 millones 800 mil dólares.
Sobresale el hecho de que sólo uno de ellos, Yarrington, tiene procesos pendientes con la justicia mexicana.
(Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 2021, ya en circulación)
 

No hay comentarios: