fe de erratas

21 jul. 2015

¿Quién cabreó a Peña Nieto? ¿Aristegui, la CNTE, Ayotzinapa, el Chapo, su mujer, el petróleo, el desplome?

¿Quién cabreó a Peña Nieto? ¿Aristegui, la CNTE, Ayotzinapa, el Chapo, su mujer, el petróleo, el desplome?


Pedro Echeverría V.
1. Pensé que después de los gobiernos de Salinas, Zedillo, Fox y Calderón –que llegaron a lo máximo del robo, la corrupción y los asesinatos- no podrían haber en México gobiernos peores o más funestos; pero el actual de Peña me está pareciendo insuperable, sobre todo después que con una simple orden se deshizo de Carmen Aristegui; ahora que al parecer está a punto de encarcelar a los dirigentes de la CNTE, después de amenazar a cuantos continúen reclamando justicia por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Pero, como escribí cuando fue fulminantemente cesada Aristegui, también busca desaparecer a La Jornada y a la revista Proceso si no le bajan a sus denuncias y críticas.
2. Pensé que después de la década libertaria de los sesenta en la familia, la escuela, la música, el feminismo; que luego del movimiento estudiantil de 1968, de las luchas obreras de los años setenta y de las protestas sociales en alrededor de las elecciones de 1988, habíamos logrado espacios muy amplios de libertad en las calles, en la universidades y en manifestaciones de protesta. Puta, pero nada, pura pinche ilusión. A partir del neoliberalismo y los noventa con los Reagan, los Thatcher, el Papa y el desplome del Muro, la reacción derechista –con el cobijo de la “globalización” imperialista- recuperó totalmente el poder haciendo trizas a los que fue la izquierda, que tuvo que entregarse vergonzosamente.

3. El Peña, por sus amenazas y desplantes, nos está pareciendo más “facho” que los anteriores. Pensé que por joven y la guapura de su mujer, estaría más alegre, más relajado, más dispuesto a sonreír y hablar; pero me empieza a parecer un energúmeno que tiene más de policía, de militar, que de político. Siquiera el presidente Calderón fue descarado y no escondió sus inclinaciones militares; pero este señor del “nuevo PRI” siempre camina encabronado porque parece haberse metido en un hoyo donde no puede salir. Por ello quiere deshacerse de todos los críticos que no se venden por un plato de lentejas. Para salvarse de su peligroso coleteo hay que seguir luchando en las calles pero cuidándose de no ser salpicado.
4. Pensé que el gobernador Gabino Cué resistiría los embates de Peña Y Chuayffet; lo creí menos imbécil, pero está resultando igualito al tal nefasto exgobernador Ulises Ruiz (URO) Parece que los maestros oaxaqueños tendrán que recordar aquel año de 2006 y sus 12 gigantescas marchas que hicieron cimbrar a la clase política de todo el país; pero tampoco olvidar los miles de policía y soldados que por órdenes de los presidentes Fox, luego de Calderón, invadieron en tres ocasiones el centro histórico y la universidad de esa gran ciudad. Peña quiere encarcelar a Rubén Núñez con cualquier pretexto, sin tomar en cuenta que en la 22 de Oaxaca hay 200 líderes más al nivel de Núñez. ¿Cree Peña que entre los líderes traidores de la 59 va a encontrar respaldo?
5. En 2006 no existía la gran fuerza de la CNTE de Guerrero, Michoacán, Chiapas, Morelos, DF, Estado de México; tampoco estaban los electricistas, los mineros, sobre todo las autodefensas. Peña no puede actuar como “facho” porque se puede incendiar Oaxaca, Chiapas, el DF, Guerrero. En 2006 era mucho menor el descontento y la furia del pueblo; aún no se iniciaban los asesinatos del presidente Calderón; personajes como Javier Sicilia –que encabeza todo un movimiento contra crímenes de Estado- no aparecía en el país. De los partidos y sus dirigentes ni hablar porque siempre han vivido arrastrados tras el poder que los subsidia y les da prebendas del presupuesto público. Cuando abren la boca les sale sapos y mugre.
6. Hace apenas dos días –al arreciar las críticas de los medios de información contra los maestros de la sección 22- demostraba que el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) era la única institución de educación al servicio directo de los trabajadores del magisterio. Que la educación nacional, para servir a la educación, a los maestros, a los niños y a los padres de familia, debería estar en manos de los directamente implicados. Decía que esas direcciones de educación –con funcionarios incapaces y arribistas- sólo han sido instrumento de los gobernadores, de los líderes sindicales espurios y de la SEP. Hoy se informa que Peña y Chuayffet le han ordenado al gobernador Cué su desaparición. Eso anuncia una feroz represión.
7. No sé qué estrategia de defensa acuerden los maestros de las 15 secciones básicas de la CNTE más las otras 15 que poco a poco van engrosando las manifestaciones y plantones de otros estados. La huida del Chapo de la cárcel de mayor seguridad en México, ha sido un terrible golpe a la política de inversiones en el país; pero parece que Peña está cabreado porque se le está terminando el tiempo sin haber hecho nada importante y en el total desplome porque ya nadie cree en él, en la policía, el ejército y en ninguno de los tres poderes. Hay que cuidarse de sus coletazos de moribundo, aunque la clase política y empresarial siga vivita. ¿O como Nerón, quisiera ver al país incendiado para ser feliz? (21/VII/15)

No hay comentarios: