fe de erratas

16 ene. 2016

absurdo “seguro antitransas” por 7.5 millones de pesos

Un seguro contra futuras denuncias, entre anomalías detectadas a exalcaldesa de Monterrey                                             

Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey. Foto: Víctor Hugo Valdivia
Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey.
Foto: Víctor Hugo Valdivia
MONTERREY, NL (apro).- Faltantes de bienes, entre ellos retenciones de nómina y vehículos desaparecidos, así como la contratación de un insólito “seguro contra denuncias” futuras, fueron detectados en la anterior gestión que encabezó en esta capital la panista Margarita Arellanes Cervantes, luego de una auditoría efectuada por la actual administración.

El actual edil priista, Adrián de la Garza de los Santos, informó en rueda de prensa que, preliminarmente, han sido encontradas mil 239 anomalías de las que, según estimaciones, por lo menos 194 implicarían la apertura de procedimientos administrativos o demandas penales.
Entre las irregularidades destaca la contratación de un “seguro antitransas” por 7.5 millones de pesos, con el fin de que una firma especializada en asesoría jurídica proporcionara protección a Arellanes y a otros de sus excolaboradores por los próximos tres años.

De esta forma, los abogados del despacho de Roberto Martínez Rodríguez representarán a la exalcaldesa durante los próximos tres años frente a auditorías y revisiones municipales, estatales y federales en las que pudiera estar involucrada ella o sus exfuncionarios.
El pago del seguro, en una sola exhibición, fue efectuado el 30 de octubre de 2015, es decir, el último día de la función de Arellanes, que estuvo al frente de Monterrey en el trienio 2012-2015.
Una fuente del municipio dijo que este tipo de contratos, que no existen en ninguna otra administración, puede significar desvío de recursos, y el actual ayuntamiento actual buscará revocarlo “por absurdo”.

En la misma auditoria se encontró que las 118 cuentas bancarias, 83 cheques y 35 cuentas de inversión carecen de su respectiva conciliación, actualizada al 30 de octubre pasado.
El edil, quien fue procurador en el pasado sexenio, dio a conocer que la Dirección de Patrimonio informó que, desde el 2009 hasta ahora, un total de 79 personas, todas dadas de baja, se quedaron con un total de 529 bienes que no han sido reincorporados al municipio.
Un total de 17 equipos diversos de cómputo, asignados a la Dirección de Informática, no están localizados físicamente ni fueron asignados a alguna persona.
En siete áreas enlistadas había registrados 35 mil 56 muebles, de los que fue detectado un faltante de mil 593, principalmente en las secretarías de Desarrollo Humano y Seguridad Pública y Vialidad, acusó el alcalde priista.

Entre los bienes desaparecidos hay cuatro vehículos: una camioneta Journey, un Avenger y dos autos Tsuru.
Además, se evidenció un desorden en la asignación de sueldos, pues no existe un tabulador autorizado por la Secretaría de Ayuntamiento. Por eso, un mismo puesto, como el de auxiliar, tiene un rango de salario quincenal que va de los 2 mil pesos, en algunos casos, a  
42 mil en otros.
También se halló que en retenciones de nómina, en la primera quincena de 2015, los empleados aportaron 32 millones de pesos, pero sólo ingresaron 26 millones, por lo que se observa un faltante de 6 millones, detalló el edil.
No sólo eso, pues hay pasivos por retenciones que suman 46.7 millones de pesos que no aparecen. “Esas son retenciones que se les hizo a los 
trabajadores para que fueran al fondo de pensiones o al fondo de ahorros que maneja el sindicato, o al pago de seguros o servicio médico, y estas retenciones no fueron a dar a estos diferentes rubros para su pago respectivo”.

El edil llamó a su presentación “hallazgos relevantes” y se abstuvo de señalar si las anomalías son constitutivas de delito pues ello, aseguró, se determinará cuando concluya la auditoría, en los últimos días de enero.
En la conferencia de prensa estuvieron junto al alcalde el secretario del ayuntamiento, Genaro García de la Garza; el tesorero Antonio Martínez Beltrán, y el secretario de la Contraloría, Luis Enrique Orozco Suárez.
De la Garza Santos había explicado ayer que la exalcaldesa Arellanes informó que la deuda a corto plazo era de 380 millones, pero en las auditorías se ha detectado que la cifra puede alcanzar hasta los mil 500 millones.
Margarita Arellanes asumió la alcaldía de Monterrey en 2012 y fue severamente criticada a lo largo del trienio por haberse ocupado más en hacer campaña rumbo a la gubernatura que en atender los problemas del municipio.
Después de tener una sobreexposición mediática, que fue calificada de ilegal por sus detractores, perdió la nominación en la elección interna del PAN para la gubernatura, y luego desapareció de la escena pública, hasta que entregó la administración a De la Garza.
http://www.proceso.com.mx/?p=426608 

No hay comentarios: