fe de erratas

12 jun. 2014

Oceanografía: Yáñez Osuna, Gil Díaz, Zedillo y el PAN de Fox y Calderón

Print Friendly

I. Arropada durante los sexenios de Fox y Calderón, la empresa Oceanografía finalmente defraudó a Citigroup-Banamex, ahora asesorado por Zedillo para gestionar el cobro de esos millones de dólares robados. Y sobornando a jueces y magistrados, esta empresa demandó una y otra vez a la revista Contralínea para silenciar lo que durante más de 8 años fue publicando en sus páginas, conforme al periodismo de investigación y siempre contrastando lo que los reporteros obtenían. Amado Yáñez manejó a su antojo la empresa desde 1996, y ya con Zedillo en Los Pinos le permitió que se le otorgaran contratos de Petróleos Mexicanos (Pemex), continuando así hasta 2006 con Fox y posteriormente con Calderón, más el tiempo que lleva Peña y quien con sus gestores dejó que Yáñez Osuna se atragantara de contratos hasta que su corrupción fuera abortada.

II. Entre los involucrados están un sobrino y un hermano del exsecretario de Hacienda y Crédito Público Francisco Gil Díaz, además de cuatro exdirectores generales de Pemex: Muñoz Leos, Ramírez Corzo, Herrera Flores y Suárez Coppel. En ese botín figuraron, sobre todo, los hijastros de Fox e hijos de Marta con el apellido Bribiesca. 

 En las ediciones 379, 380 y 381 de la revista Contralínea están los documentados trabajos de la reportera Nancy Flores que resumieron los 8 años de la cloaca de Yáñez y el cártel panista de funcionarios que, particularmente con el alcohólico Calderón, obtuvieron, repartieron y compartieron el botín; cuyo monto al parecer no será revelado a cambio de que Yáñez Osuna, convertido en testigo protegido de la Procuraduría General de la República de Murillo Karam, les proporcione información sobre Gil Díaz y familia, Zedillo, Fox y Marta. Como también respecto a los principales funcionarios corruptos que, con Oceanografía, defraudaron a Pemex y a Citigroup.

III. La revista semanal Contralínea, dirigida por el periodista Miguel Badillo, hizo suya hasta las últimas consecuencias la veracidad informativa y la crítica del contratismo de Pemex a Oceanografía; y por esto fue atacada inmisericordemente con demandas ¡difamatorias! Pero está claro que ese periodismo de investigación cumplía con su deber constitucional de dar a conocer los abusos de Yáñez y sus cómplices: los Gil Díaz, los Zedillo, los Fox, los Calderón; la alta burocracia de Pemex y su podrida cúpula sindical con el ¡senador! Romero Deschamps. En la portada de la edición 379 de la revista aparecen las fotografías de esos depredadores, tanto priístas como panistas, quienes como partido unido demostraron su capacidad para la corrupción, para robar, repartir y compartir el botín… Para quedarse con la mayor parte. Y así como las privatizaciones del salinismo y el zedillismo les entregan a éstos sus “ahorros” mediante Slim y las empresas estadunidenses, el saqueo a bancos y a Petróleos Mexicanos ha proporcionado a los calderonistas y foxistas dinero para sus maniobras. Amado Yáñez está “arraigado” en su mansión de Acapulco. Y Gil Díaz, Zedillo, Calderón, Fox y el Partido Acción Nacional, nadan de a muertito en la impunidad y la inmundicia de la corrupción, en lugar de estar privados de su libertad en cárceles de alta seguridad como los capos del narcotráfico.
*Periodista

No hay comentarios: